Search

WorldSpeak: un resumen de la conferencia de la asociación canadiense de la industria del lenguaje 

Picture of By Claudia

By Claudia


La semana pasada asistí a la conferencia WorldSpeak, organizada por la Asociación Canadiense de la Industria del Lenguaje (CLIA, por sus siglas en inglés). Este evento reunió a profesionales y expertos del sector de la traducción para debatir sobre su estado actual y sus previsiones a corto y mediano plazo. Además de presentaciones de empresas como The Translation Bureau, memoQ y Alexa AI, se llevaron a cabo tres paneles de discusión muy interesantes con la participación de varios líderes de la industria, entre ellos:

  • Renato Beninatto, Co-Fundador, Asesor y Director Ejecutivo de Nimdzi Insights & Co-Propietario de Multilingual Media
  • Jean-François Lymburner, Director Ejecutivo del Translation Bureau, Gobierno de Canadá
  • Betty Cohen, Presidenta de OTTIAQ
  • Nazanin Azari, Directora de Operaciones de NATIONS Translation Group
  • Elisa Schaeffer, Profesora Asociada de la Universidad McGill
  • David Lyons, Socio Principal de Servicios de Consultoría y Asesoría en BDC

A continuación, presento un resumen de estas discusiones, destacando las ideas más relevantes.

El futuro de la educación en traducción frente a los avances tecnológicos

Uno de los temas más interesantes fue el futuro de la educación en el campo de la traducción ante la llegada de la inteligencia artificial (IA) y los modelos de lenguaje de gran tamaño (LLM). Hoy, cada vez menos jóvenes están interesados en estudiar traducción por temor a que la IA remplace este oficio o porque la academia no está adaptada para capacitarlos en las necesidades del mundo profesional de los traductores. Frente a este panorama, es esencial que las instituciones educativas reevalúen y adapten sus programas de estudio para integrar el entrenamiento en el uso de herramientas tecnológicas avanzadas, cada vez más indispensables en el ámbito profesional, deben superar la enseñanza del idioma. Esta adaptación no solo preparará mejor a los estudiantes para el mercado laboral actual, sino que también los equipará para enfrentar los retos futuros de una industria en constante evolución.

La forma en que traducimos está cambiando y la educación debe adaptarse para preparar a los jóvenes para el mundo laboral. El impacto de la inteligencia artificial (IA) en la traducción no es que reemplazará a los traductores humanos, sino que servirá como una herramienta para mejorar la eficiencia del proceso y la calidad. La IA alivia la carga de tareas repetitivas y tediosas, lo que permite a los traductores dedicar más tiempo a desafíos lingüísticos complejos y a la refinación del contenido, enriqueciendo así la calidad del trabajo final.

Necesidades sociales que impulsan la traducción: la resiliencia de la industria durante las crisis

La traducción se ha consolidado como una necesidad social clave para la difusión de contenido y la inclusión de minorías. En países bilingües como Canadá, la demanda de traducción es especialmente alta para cumplir con la legislación local. En Estados Unidos, las recientes olas migratorias han incrementado la necesidad de traducciones a idiomas como el español y el árabe. En Canadá, también se ha notado un aumento en la demanda de traducciones en idiomas nativos y lenguaje de señas. Sin embargo, la escasez de profesionales capacitados en estos idiomas ha creado un nicho significativo en el mercado.

Como bien Renato Beninatto expresó: “Cuando hay bonanza en el mundo, traducimos contratos; cuando hay crisis, traducimos demandas” señalando la resiliencia y la capacidad de adaptación del sector de la traducción, destacando su rol esencial en la inclusión social, particularmente en la industria de la salud. Esto demuestra el valor intrínseco de la traducción, más allá de las fluctuaciones de la economía global.

La integración de la Inteligencia Artificial en el oficio de la traducción

En la actualidad, los Proveedores de Servicios de Idioma (LSP, por sus siglas en inglés) y organizaciones como el Translation Bureau de Canadá están incorporando la inteligencia artificial en sus flujos de trabajo para agilizar tareas repetitivas y administrativas. Estas tecnologías permiten autoasignar proyectos, programar hitos, enviar notificaciones automáticas y generar comunicaciones (chatbots, correos electrónicos, etc.). Sin embargo, aunque estas automatizaciones son muy útiles, solo pueden manejar procesos completamente lineales y estándar, lo cual no siempre es posible en la industria de la traducción. Por ello, la intervención humana sigue siendo necesaria para ajustar los procesos según las especificaciones de cada tarea.

Nazanin Azari hizo una analogía interesante al comparar la IA con un bebé que crecerá y aprenderá cosas por sí solo, mientras que los humanos desempeñan el rol de los padres, ofreciendo guía y estableciendo estructura para criar a un niño bien educado. Azari también incentivó a quienes están creando herramientas a documentar detalladamente los procesos y funciones, ya que esto permite adaptarse con mayor facilidad en el futuro.

Otro aspecto importante discutido fue el impacto ambiental de la IA. Elisa Schaeffer hizo un llamado a crear conciencia sobre los recursos naturales que estas computadoras gigantes necesitan para funcionar. Se debatieron algunas predicciones para hacer su uso más sostenible, como la generación de modelos de lenguaje más pequeños, personalizados y democratizados, así como regulaciones que cuantifiquen el impacto de carbono de los grandes modelos de lenguaje. 

Perspectivas económicas de la industria de la traducción en Canadá: crecimiento, desafíos demográficos y la importancia de la calidad

David Lyons compartió datos interesantes sobre el panorama económico de la industria de la traducción en Canadá. Se espera que continúe creciendo hasta un 6% por año en los próximos cinco años. También mencionó la situación demográfica en Canadá, donde se predice que en los próximos 10 años el 20% de la población estará retirada, generando escasez en la fuerza laboral. Para la industria de la traducción, el incremento en la creación de contenido y la proliferación de las plataformas de redes sociales auguran un crecimiento del mercado. Actualmente, la creación de contenido está reemplazando en muchos casos las antiguas estrategias de venta, lo que se traduce en páginas web y aplicaciones siendo traducidas a más de 32 idiomas generando un constante incremento en la demanda. En particular, en Estados Unidos y Canadá, las necesidades sociales también ayudan al crecimiento del mercado.

Durante el debate, Renato Beninatto compartió sus reflexiones acerca de la calidad en la traducción. Según él, la calidad no debería ser un tema de discusión, sino un estándar obligatorio. Argumentó que todas las empresas del sector deberían ofrecer traducciones de alta calidad, por lo que esto no debería utilizarse como un diferenciador competitivo. “La calidad solo llama la atención cuando falla”, apuntó. En su opinión, las empresas de servicios lingüísticos (LSP) deberían centrar sus esfuerzos en discutir sobre la implementación de mejores prácticas, la mejora del servicio y la optimización de precios. Finalizó diciendo: “Si entiendes tu valor, puedes negociar”.

Conclusión

La industria de la traducción está viviendo una época de transformación fascinante. Las tecnologías disruptivas no solo desafían nuestras metodologías de trabajo, sino que también nos impulsan a adaptarnos y evolucionar, buscando continuamente formas innovadoras y eficaces de servir a nuestros clientes. El objetivo primordial de la traducción es facilitar una comunicación global efectiva en todas las industrias. En este contexto, es fundamental reconocer que la tecnología no está aquí para reemplazarnos, sino que aquellos profesionales que abracen y dominen estas herramientas serán los que lideren el futuro de la traducción. Quiero finalizar agradeciendo a CLIA por abrir este espacio para discutir sobre temas tan interesantes en nuestra industria.

Subscribe To Our Newsletter

Get updates and learn from the best

More from our blog

Do You Want To Boost Your Business?

drop us a line and keep in touch